viernes, 21 de octubre de 2016

¡EMPRENDEDORES! EL VIRUS DE LA INGENUIDAD.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches amantes de los libros.

Antes de empezar con esta entrada, tengo la necesidad de comentaros algunos aspectos. 

Os agradezco mucho que os paséis por el blog, que me leáis y me sigáis. Estoy muy agradecida tanto a los lectores del blog, como a otros compañeros blogger, a editoriales y a autores por depositar vuestra confianza en mi proyecto, como consecuencia de todo esto  he crecido de un modo que nunca había pensado. Aunque en realidad estamos creciendo juntos y por todo ello me siento muy afortunada. 

Simplemente quería comentaros esto y que esta entrada que haré sobre el estupendo manual de Raúl Tristán, va a ser un poco diferente al resto de comentarios que voy haciendo sobre libros en el blog. Ha sido una obra con la que me he sentido identificada en muchos momentos y además de comentarla, y por supuesto recomendarla, también añadiré en el discurso con mayor o menor detalle, sucesos relacionados con esta lectura que he vivido a lo largo de los últimos años. 


Título: ¡Emprendedores! El virus de la ingenuidad. 
(Manual para no caer seducido por la cantinela de 
"Hazte emprendedor"... o sí)
Autor: Raúl Tristán
Páginas: 165
Editorial: Almuzara

¿Por dónde empezar? Aunque es un libro aparentemente ligero, son tantos los aspectos a tratar en el mismo, que resulta complejo elegir por dónde empezar. Así que empezaremos por contextualizar todo ello.

En nuestro país, España, aunque si me lees desde otro lugar puede que también te sientas identificado, según el libro que estamos a tratar, no hay una verdadera cultura emprendedora. Somos una sociedad autodestructiva, con falsos valores, sin una ética que nos lleve a buscar el bien común o a respetar a los demás, sobre todo a las personas. Por lo tanto, todo esto lleva a hacer de España un territorio hostil para el emprendedor, ya que aquí no se fomentan valores como el mérito o la capacidad, sino que siempre están en juego el amiguismo, el nepotismo o el pesebrismo. Como consecuencia, se ha creado una "cultura emprendedora" a modo de espejismo, ya que cuando no queda nada, lo mejor es recurrir a "búscate la vida". Sin embargo, las consecuencias de tus actos emprendedores las pagarás solamente tú, ni políticos o falsos formadores estarán ahí, aunque si te han dado alas para estrellarte. No debemos olvidar que España es un país de mala educación, de malos modales y de formas inadmisibles, lo cual también se ve reflejado de algún modo en el mundo emprendedor. Por cierto, antes de generar un euro como empresario, ya te estarán metiendo la mano en el bolsillo.

Por otra parte, debemos hablar de "La Burbuja del Emprendimiento", una burbuja después de la inmobiliaria, totalmente inventada y que aparentemente pasa desapercibida. En parte esta burbuja está formada por administraciones como sindicatos o cámaras de comercio, además de falsos charlatanes. Tenlo muy claro, a ninguno les importa tu vida, tus sueños y mucho menos tu economía. Es más, harán que te lances tras tus "sueños", aunque realmente no lo son, previamente te han contaminado, lo popularmente conocido como "comer la cabeza" para hacerte creer que esos sueños son tuyos. Además esta burbuja está alimentada por conceptos, ingleses por supuesto, muy atractivos como start-up, e-commerce o crowdfunding, que según nos explica Raúl Tristán es el concepto actual de echarle morro, jeta, caradura, etc. Advertir sobre dos hechos significativos desde mi experiencia personal tras haber participado en alguna "formación" aunque más bien deformación de estas características: primeramente me lo vendieron como coaching, he participado en sesiones de coaching, tengo formación de coaching educativo y desde luego un coach nunca te impondrá lo que tienes que hacer, te ayuda a conseguir tu objetivo, no pretende destruirte para llevarte a donde quiere. Por otra parte, me llegué a sentir tan coaccionada y que me estaban pretendiendo manipular, que incluso me planteé si se trataba de una secta. 

En cuanto a la formación y a los formadores para el emprendimiento se nos advierte profundamente en este manual. Aproximadamente el 99% de estos asesores nunca han montado su propio negocio, y de los que sí lo han hecho, curiosamente una amplia mayoría son empresas que trabajan para dar apoyo a emprendedores. Nunca debes depositar plenamente tu confianza en estos "expertos", en sus "bienintencionados consejos" sobre el mundo del emprendimiento, ya que pueden acabar conduciendo a la ruina, y no únicamente a la ruina empresarial. Como bien dice este libro, el 95% de lo que te cuentan sobre emprender es mentira, charlatanería que se esconde detrás de diversas instituciones. Desde mi experiencia, parte de la burbuja del emprendimiento pertenece a la burbuja de los cursos para desempleados. Diversas instituciones se nutren de subvenciones para organizar este tipo de talleres, inducen a personas sin empleo, utilizando sus necesidades y destrozando plenamente sus objetivos, decir también que aprovechándose incluso de su baja autoestima por la situación laboral, simplemente para llenarse los bolsillos. Y por supuesto, si la formación es un éxito y se generan muchas "empresas", se apuntan un tanto para obtener otra subvención y seguir con su negocio. Porque te dirán que en este país ya no hay subvenciones, sin embargo como técnico de formación que soy, y formadora ocupacional, sé perfectamente que hay subvenciones como por ejemplo del Fondo Social Europeo, que concede mucho dinero para formación y entre este dinero para material que se debería dar a los alumnos y en la mayoría de las ocasiones no es suministrado. Se aprovechan de la necesidad actualmente, de que "formándose" las personas esperan obtener un empleo y del desconocimiento, aunque te diré que por ejemplo en páginas de las juntas autonómicas o de cámaras de comercio puedes ver las convocatorias de estos programas, las cuantías que se dan para estas formaciones, e incluso lo que cobran por hora. Así que no te tomen el pelo, o te digan que las personas deberían pegarse por entrar en sus cursos, los verdaderos beneficiados son ellos. Aunque decir también, que siempre hay excepciones, los certificados de profesionalidad que he realizado, los verdaderos "cursos para desempleados" con reconocimiento, que son como ciclos formativos, si fueron transparentes y cumplieron en todo con las alumnas y los alumnos. Por desgracia pocos aprenden en cabeza ajena, yo también he caído, así que mi consejo es que no permitas que te hagan perder el tiempo y más con una formación que oficialmente no te capacita para nada. 




En el libro se nos habla también de los MBA y que a pesar de sus elevados costes, su auténtico valor reside en las relaciones que tienes oportunidad de establecer en ellos. En resumen, que la mejor formación para montar tu propio negocio es trabajar en una empresa, observar lo que allí se hace, y por supuesto ensayar y practicar. A mi parecer, montar un negocio sin saber realmente cómo funciona es como tirarte a una piscina sin agua. 

Por añadidura también está el bulo embaucador de que no hace falta dinero para montar un negocio. Esto te intentarán inocular tanto los falsos expertos, como las revistas de emprendedores, pero no lo olvides, para ellos crear emprendedores es la gallina de los huevos de oro, incluso pueden llegar a creerse sus propias mentiras. Algunas sugerencias, además del famoso crowdfunding, es compartir tu negocio con socios e inversores, dejar que extraños adquieran tu proyecto es dejar entrar a los buitres y perder lo que es tuyo, 

Un aspecto tratado muy importante es el tema de la envidia, vivimos en un país de envidiosos por desgracia, es más, incluso puedes llegar a ver ese brillo de envidia en las personas más cercanas. Nos da un consejo muy sabio Raúl Tristán después de sus experiencias, que mantengamos nuestras ideas en secreto, manejar bien el marketing, pero lo esencial ser celosos de ello. Concuerdo totalmente con esto, mi blog todavía está arrancando en relación a otros proyectos, pero además de vivir ya situaciones en mis propias carnes he visto como varios compañeros bloggers o booktubers se han visto afectados por esta envidia, o incluso lo he visto en otros campos profesionales de la vida. Estas personas buscarán bien echar por tierra tu proyecto, o por otra parte, copiar tus ideas y montar algo similar. Te envidiarán por ser valiente, por ser dueño de tus decisiones, incluso ellos teniendo una situación mejor, así que tenlo claro, preserva tus ideas, guarda silencio, ni te reveles ni te des a entender.  

Añadir a este análisis sobre ¡Emprendedores! El virus de la ingenuidad, que en España está muy extendida la mentalidad de lo gratis y sobre todo en el mundo de la cultura. Que un profesional quiera cobrar en este campo por un servicio prestado llega incluso a parecer un insulto para el beneficiario de dicho servicio. Soy historiadora y me he movido en diferentes ámbitos de la cultura, este tema lo conozco muy bien, becas, prácticas, si no lo haces tu vendrá otro, o incluso falsos contratos por una miseria, si no lo quieres tu, lo querrá otro. Se tratan también las alergias que tienen algunos artistas, se habla concretamente de las artes plásticas, aunque sin embargo se podría aplicar a una amplia gama de "artistas", los cuales tienen alergia a pagar por difusión, por una crítica o por una reseña de sus obras. En mi relación con este mundo vi como un político se escandalizaba de que los profesionales de la cultura cobren por su trabajo, el mismo político incluso me pidió textos míos para utilizarlos como propios. Así que si desarrollas una labor profesional, como bien aconseja este libro, asegurate de quien te da de comer y líbrate de quien te da trabajo. 

Volviendo a la cuestión de hacerse empresario, aclarar que no todo el mundo sirve para emprender, no todos valemos para todo. Tenemos la obligación con nosotros mismos de ser conscientes de nuestras limitaciones o carencia de aptitudes y capacidades. Cualquier negocio requiere mucho esfuerzo, del mismo modo conocer bien a las personas con las que nos asociamos. Así que si quieres dormir tranquilo, deber ser realista. 

Si podemos aprender de la experiencia ajena como pretende este libro, ya tendremos medio camino andado y evitaremos que se aprovechen de nosotros y de nuestras ilusiones, Así que considere oportuno aportar algunas de mis experiencias en relación a lo aquí planteado. 

Este manual pretende evitar que los sueños se conviertan en pesadillas, en no dejarnos llevar por consejos inapropiados. Así que recuerda, el único contrato válido que has firmado es contigo mismo y con tu felicidad.



Me ha parecido un libro sublime, que se atreve a decir lo que muchos callan y que su pretensión es ayudar a que abramos los ojos. El mundo es un gran teatro y nada es lo que parece.

NIVEL LECTOR

Es un manual que se caracteriza por ser ameno, de fácil lectura y comprensión, con ejemplos muy ilustrativos que harán comprender al lector e interiorizar lo que se está explicando. 

SINOPSIS (Contraportada)

"El virus de la ingenuidad hará que te lances sin paracaídas en pos de tus sueños, o de aquello que crees puede ser tu vía de escape en la apesadumbrante situación de crisis actual". Pues mira, ¡este libro puede salvarte! Su lectura te pondrá, sin duda, de mala leche. No atienda a buenas maneras ni a lo políticamente correcto. Es absolutamente irreverente. Y aunque parezca que ataca de raíz tus ganas de emprender, persigue justamente lo contrario. Tan importante es saber qué debemos hacer, como lo que no debemos hacer. Te ahorrará malos pasos y evitará que caigas en las falacias de vendedores de humo; te salvará de los típicos malentendidos con socios y acreedores y despejará de pájaros tu cabeza; te librará de ilusiones sin fundamento, te ahorrará trabajo y te llevará directo al grano. Descubrirás al emprendedor que llevas dentro, al que tumba cualquier obstáculo para cumplir su sueño. O puede que no, y entonces agradecerás a este libro el tiempo ganado, el dinero ahorrado, los días de sueño recuperados, los amigos y familiares no perdidos... y otra tantas cosas que nunca te habías planteado. 

Raúl Tristán nos sumerge en la dura y cruda realidad de los emprendedores. Lo hace desde la propia experiencia y, con impagables dosis de humor e ironía, te dará las claves para sobrevivir a tu idea de negocio. 

14 comentarios:

  1. Una sensacional lectura crítica a mi libro, pues ha captado a la perfección la profundidad y gravedad de las ideas que he intentado transmitir de una forma humorística y desenfadada. Muchas gracias, de verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti por haber creado esta obra, un libro muy necesario en los tiempos que vivimos, que nos ayuda a pensar y a cuestionar lo que nos "ofrecen".

      Eliminar
  2. Totalmente de acuerdo contigo *-*
    Me lo llevo apuntado porque, como dices, parece ser un libro muy necesario sobre todo por la situación en la que se encuentra nuestro país. Muchísimas gracias por compartirlo y recomendarlo, porque no cabe duda de que me será de gran ayuda.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, ya tienes una nueva seguidora ;)

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. Hola!!!
    Sí... eso del emprendimiento, o "reinvención" es un arma de doble filo... Conozco de gente que se ha arriesgado y ¡oye!, les ha ido genial... pero hay que decir que tenían un don especial en el negocio que montaron... y otros, que a pesar de intentarlo, se han estrellado, y también tenían una buena idea... pero por "X" motivos no ha funcionado...
    Yo, tengo que reconocer, que soy muy "miedica" para estas cosas... tengo trabajo, no me quejo... pero si tuviera que emprender por obligación, lo pasaría francamente mal...
    Buena reseña!! ;)

    ResponderEliminar
  5. Ufff, totalmente de acuerdo, pero creo que no sólo se puede traducir al contexto de España, creo que muchas de las situaciones y realidades ocurren en casi todos los países, en especial en los pequeños, donde la economía va en decrecimiento y la corrupción en alza. Existe una pérdida de valores en las sociedades modernas que pienso en gran medida nos ha llevado a ésta realidad que vivimos, lo cual es triste, si pensamos en términos de la sociedad del futuro, que es la que tocará a nuestros descendientes, me refiero a lo que dejamos como legado. Muy buena reseña.

    Saludos...

    ResponderEliminar
  6. Hola! No conocía el libro y no es mi estilo pero se ve muy interesante. Gracias por compartirlo.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola Tiempo Literario! Soy la autora de luxensunidos.blogspot.com y me encantaría que hicieras el book tag al que te he nominado. ¡Gracias!
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  8. Uffff me acabo de deprimir tanto jejeje
    Entiendo lo que quieras decir pero me niego a creer que es tan malo todo ¿no? Lo pregunta una inepta en esos temas claro.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Qué interesante!! Hoy estaba escribiendo un post sobre esto pero está en borradores aún porque no lo terminé y hablaba de lo mismo.

    Este libro tendría que darse a conocer más porque la de gente que cae en manos de gurús de enseñanza emprendedora son demasiado famosos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasarte :) Cuando tengas tu post házmelo saber, me encantará leerte . Un abrazo

      Eliminar
  10. Hola guapa!!
    Madre mía, pedazo reseña que te has marcado!! Enhorabuena!!
    La verdad que coincido contigo en muchas cosas pero sobre todo en lo de lo extendida que está la cultura de lo gratis en este país. Parece que te tiene que dar hasta verguenza que cuando creas algo, y como muy bien dices, si ese algo está dentro del mundo de la cultura, ya sea una pintura, un libro, o lo que sea, tiene que ser gratis y darte vergüenza pedir algo por ello. Es muy triste.
    De todo lo que has puesto lo que más me ha llamado la atención ha sido el dato de que el 99% de los asesores sobre emprendimiento nunca han emprendido ... entonces como narices me van a asesorar bien si ellos no lo han vivido en sus propias carnes?? pueden tenerse el tema muy estudiado pero nadie te asesorará mejor que alguien que lo haya vivido.
    Enhorebuena por la reseña, tiene muy buena pinta.
    Un beso y enhorabuena por crecer poco a poco =)

    ResponderEliminar
  11. hola,
    me alegro que hayas disfrutado de la lectura, cuando te sientes identificada con alguna lectura se crea un vinculo maravilloso. Este libro no es para mi porque no estoy en esa tesitura ahora mismo pero me lo apuntare

    besitos

    ResponderEliminar